0

Continuando las Clases desde Casa

Asistiendo a la Escuela desde Casa

Ayer por la noche cuando estaban dando la conferencia de prensa diferentes secretarios de estado, en los que destacaban el de salud, el de trabajo y la canciller mexicana. El secretario de trabajo respondiendo a una pregunta exhortó a los patrones que se utilizarán las tecnologías de la información y comunicación (TIC’s) para que los empleados siguieran con sus actividades desde casa. ¿Pero cuántos supieron de qué hablaba?

Entonces, en ese momento pensé que también las escuelas pudieron quedar cerradas pero las clases pueden continuar gracias a las TIC’s, y no habría ningún problema de retraso o inclusive de perder el año escolar. ¿Pero cuántas escuelas pueden tener un sistema así? ¿Las universidades nada más? Además, estamos en un tiempo en el que podemos tener varias herramientas Web 2.0 gratis. ¿Porqué no utilizarlas?

Se puede utilizar el mensajero instantáneo y correo electrónico para la comunicación entre maestros y estudiantes, pero esto ya es rudimentario. Existe aplicaciones que te permiten tener conferencias (varios participantes) así los alumnos ven al maestro y el maestro a los alumnos; el maestro explica casi como una clase regular pero en esta ocasión puede poner ligas a diferentes lugares en internet como apoyo. Igual, los alumnos entregarían sus tareas de manera electrónica. Pero esto, también es rudimentario.

Los alumnos pueden trabajar en equipo realizando investigaciones y redactando con la supervisión de los maestros en tiempo real manteniendo una comunicación constante. ¡Pero a de ser carisímo!… Claro que no, como menciones antes es completamente gratis y lo único que necesitan los participantes es una computadora con acceso a internet.

Aplicaciones Web 2.0

En otra entrada escribiré más al respecto; pero en general son las aplicaciones que te permiten crear.

Lo importante es saber como yuxtaponer estas herramientas en el quehacer diario de las clases, existen varias páginas web, las más famosas son Google Docs y Zoho que te permiten colaborar en línea, compartir documentos y mantener comunicación en tiempo real, por chat o videoconferencias.

Colaborar en línea significa -en la educación- realizar investigaciones y documentos junto con otra persona, pero en un mismo documento. Esto quiere decir que ambas personas no crearon un documento diferente en cada una de sus computadoras, sino que en un mismo documento ambas personas están trabajando, igual pueden ver qué es lo que está realizando la otra persona, comentar sobre los cambios hechos y más. Los alumnos al finalizar su proyecto invitan al maestro que lo vea y este lo califica. ¿Retroalimentación? claro que sí, de la misma manera en qué los alumnos trabajaron pero en esta ocasión con el maestro.

Hay dos maneras de poner esto es práctica, de lo particular a lo general o viceversa. Puede ser que el maestro empiece con su propia clase, que a los demás maestros les guste y lo pongan en marcha en sus diferentes clases o, que la administración de la escuela cambie sus formas de trabajo y por lo tanto cambie la de sus maestros.

Todo suena muy bien, pero ¿cuántos maestros saben sobre esto y cuántos de ellos saben ocuparlas? Regresando al comentario inicial ¿cuántos patrones y empleados conocen estas herramientas?

Conclusión

Como maestros tenemos el deber de mantenernos actualizados sobre todas las herramientas que haya, y entender su aplicación en la vida diaria como en nuestras clases. Partiendo de ahí debemos de motivar a nuestros estudiantes enseñandoles su utilización. Por último, las escuelas deben de cambiar sus paradigmas estructurales y poner el ejemplo ante la comunidad escolar.

Mientras tanto yo estaré en comunicación con mis alumnos de metodología por medio del correo electrónico.

Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *