0

A Book I Read: The Element

Just last week I finished reading the book “The Element” by Sir Ken Robinson and this is one of those books that you really need to write what you learned from it, the amount of new ideas you got, the concepts and perceptions that opened a different world and the sentiments that you felt while reading a wonderful text.

 

I first “met” Sir Ken Robinson when I watched his famous video from a TED conference “Schools Kill Creativity” -video below- and I remember I thought if it was possible that a single man was trying to change education paradigms which were around for centuries. As any other youngster I was trying to make my own path and in my field I was expecting to change what I didn’t feel comfortable with or didn’t like but I did not have any idea of how to do it. Now, I do.

I think it is fantastic to read about those great men and women who are trying to change little by little the way education is performed at schools. It is quite interesting to see how these people face problems that many of us would never be able to solve; how, no matter what, they fight with anyone in order to show that we can really change things to make them better. After what I have read I just want to change everything, I know this is impossible but I have found the path to reach it.

The end of the school year is four months away but today I am trying to move the pieces of the puzzle to do something new. Let us wait and see what comes out.

P.S. I am excted, are you?

 

0

Lo Más de 2010

Lo sé, este post tiene un mes y medio de retraso; pero como dice el dicho: mejor tarde que nunca. No lo pude hacer antes por todas las razones que ustedes puedan pensar, pero yo me quedo con el síndrome del escritor bloqueado.

Hace un año escribí una entrada parecida a esta la cual acabo de leer para inspirarme un poco, pensar sobre aquellas categorías pero ahora del 2010, si era necesario escribir una nueva o quitar otra. Deben de tener en mente que estas categorías y la entrada en general no necesariamente tienen que ver con mi ámbito profesional, sino también envuelve situaciones familiares o personal que hayan hecho un cambio en mi ser, pensar, sentir o idear.

De igual manera debes de tener en mente que estas categorías abarcan desde enero hasta diciembre del 2010 y que por lo tanto hay dos ciclos escolares en final de 2009 -2010 y el inicio del 2010 – 2011; ambos con alumnos diferentes y muy posiblemente con grados igualmente diferentes.

Sin más preámbulo, aquí están los momentos “más”:

1. Momento más feliz: cuando decidí que era tiempo de cerrar una puerta y una ventana se abrió. Me sentí feliz porque me di cuenta que era lo que yo quería, anhelaba y necesitaba en ese momento; simple y llanamente la vida que llevaba en ese entonces me hacía infeliz y se tenía que terminar de tajo. Desde que me inculcaron en un curso que en una vida profesional atraviesas por tres pasos, siempre he tratado de aplicarlos. El paso uno es conocer tu empresa y que ella te conozca a ti. El siguiente paso es que en tu área puedas ver si estás en acuerdo con las normas, reglas o puntos de vista; si estás en desacuerdo, ver si lo puedes cambiar o innovar. Y el último paso es entender si aquello es para ti, si lo aceptas como está o si lo puedes cambiar; o entender que es mejor irte. Yo decidí: Gracias, pero no gracias.

2. Momento más triste: aquellas personas que deje detrás, aquellas que me apoyaron incondicionalmente, me divertían, me hacían la vida más fácil día con día, se preocupaban por mí y lo más importante, me querían. Gracias por todo.

3. Momento de mayor satisfacción: ver todo lo que se hizo dentro del salón y de los grupos de secundaria. Debo admitir que hubo momentos muy difíciles (los adolescentes son algo especial) pero al final entendimos que aprendimos de ambas partes y se lo reconocimos. Fue la primera vez que aplique el blog como herramienta de publicación de trabajos, y fue la primera vez que mis alumnos se enorgullecieron por lo que sabían hacer con el inglés.

4. Momento de mayor orgullo: Los dos reconocimientos que mis alumnos de secundaria me dieron; me reconocían lo bueno y lo malo, pero por ello mismo, son los reconocimientos que más aprecio. Es cierto, dentro de la escuela es una actividad obligatoria pero no es obligatorio dárselos a todos los maestros, ni es obligatorio que te lo enmarquen.

5. Momento de mayor sorpresa: En agosto regresé a una gran escuela con grandes alumnos, la sorpresa fue ver que con aquellos no se había perdido la amistad, el cariño y familiaridad que ya habíamos construido durante dos años de clases juntos. Ellos me conocían muy bien, yo los conocía mejor, ¿cómo nos llevamos?, de maravilla.

0

Open House Classes

¿Para qué sirven las clases demostrativas?

Las clases demostrativas -abiertas para toda la comunidad de una escuela en particular- son usadas por un sin fin de escuelas en todo el mundo para invitar a los padres de familia principalmente a observar una clase o, pasar todo un día en la escuela de sus hijos, y de esta manera poder darse cuenta de cómo trabaja esta escuela en particular, cómo trabaja el maestro y cómo se desempeñan sus hijos (para mí lo más importante).

¿Qué debe de observar un padre de familia?

Como mencioné en la parte de arriba, lo más importante que debe de ver un padre de familia es el desarrollo que su hijo ha tenido durante un año o, en mi caso, durante seis años de educación primaria. El padre de familia debe de preguntarse ¿mi hijo participó? Si participó ¿qué tan importante fue su participación? ¿qué tan profundo fue el comentario?

Estas preguntas son solo algunos ejemplos, de las cuales se pueden sacar muchas más.

También se debe de considerar el nivel en el que se encuentra el alumno. No es la misma participación que debe de hacer un alumno en primero de primaria (e.g. leer correctamente) a un alumno de sexto año (e.g. expresar sus opiniones coherentemente)

¿Pero en inglés?

Pues aunque no lo crean, es lo mismo; los alumnos de niveles básicos -primero y segundo- (esta es una generalidad, y puede o no aplicarse a una escuela en particular) deben de ser hábiles en pronunciación, entonación y algo en inglés que se llama “stress” parecido a la acentuación en español. (Varios papás han de tener abiertas las bocas en asombro en este momento)

Sí así es, los alumnos de niveles básicos deberían de desempeñarse de esta manera por que en un modelo basado en el Enfoque Natural, -el más aceptado- los alumnos deben de escuchar solamente inglés y repetir -cuando ellos puedan-. Este enfoque señala que como los niños tienen un cerebro más impresionable pueden absorber mejor el idioma.

Entonces, en los niveles más altos -quinto y sexto- los mismos alumnos deberían de ser capaces de expresar sus ideas en inglés con una pronunciación correcta, algo que durante los años debieron de haber adquirido inconscientemente al principio y con las ayuda de los maestros, concientemente después.

¿Qué tan confiables son las clases muestra?

Si necesitan conocer la conducta del niño, la realidad es que no mucho; los estudiantes se comportan de forma diferente -principalmente los alumnos mayores- y por lo tanto, los maestros desempeñan diferente sus funciones. Esto sucede por que los alumnos se sienten un poco intimidados al tener a sus papás presente y además, los maestros hablan con los alumnos para que ellos tengan un buen comportamiento.

Por lo mismo, los papás no deben de observar qué tipo de comportamiento tuvieron sus hijos.

Si necesitan conocer el desempeño de los niños, la verdad es que mucho; los maestros realizan actividades en donde los niños puedan participar más, además que los alumnos quieren quedar bien ante sus papás y colaboran en la clase con más ahínco.

¿Se deben de hacer clases muestra en las escuelas?

Claro que sí. Es un excelente medio de evaluación tanto para los papás como para los maestros.